We’re using cookies to give you the best experience possible of Essity.com. Read more about the cookies we use and how to change your settings:

Essity B 294.5 (+1.9 SEK) on 20-Jun-2019 11:39

Select region


Global Site


La eficiencia de recursos nos permite reducir nuestro impacto en el clima en toda la cadena de valor. Nos esforzamos constantemente por mejorar nuestra eficiencia energética y reducir el impacto climático de nuestros productos, por ejemplo, al invertir en nuevas tecnologías en nuestros centros de producción. 

A continuación, figuran algunos ejemplos en todo el mundo de nuestra labor para aprovechar mejor los recursos durante la reducción.

Essity sustituyó los secadores de la máquina de fabricación de papel en su planta de Cuijk, en los Países Bajos, por una nueva tecnología respetuosa con el medio ambiente. Dicho cambio aumentó la eficiencia energética en un 10 % y redujo las emisiones de CO2. La empresa también reemplazó el gas natural por biocombustible en la producción de vapor de la planta.

Estas medidas se tradujeron en ahorros en los costes y una reducción anual de las emisiones de CO2 de 13 000 toneladas.

Essity ha invertido 7,7 millones de euros en una nueva tecnología para el tratamiento de aguas residuales en Mannheim, Alemania. La nueva tecnología reducirá las emisiones de materiales orgánicos en las aguas residuales en un 20 % y generará biogás para reemplazar el uso de gas natural como combustible. Reducimos así las emisiones de CO2 en 4000 toneladas al año. Además, la nueva tecnología para el tratamiento de aguas residuales reducirá el volumen de residuos de producción y el uso de productos químicos, con el consiguiente ahorro en los costes.

En 2017, la planta de productos de papel de Essity en la ciudad finlandesa de Nokia construyó un sistema hidráulico parcialmente cerrado mediante la instalación de tanques de agua más grandes. Este sistema redujo el consumo de agua en un 25 % (700 000 m3). Además, al reutilizar el agua que ya ha sido calentada, la planta puede ahorrar energía, reduciendo así los costes y las emisiones de CO2.