La reputación de una compañía se basa en la confianza, es decir, la confianza que gana al gestionar sus operaciones y relaciones de manera responsable. Nuestra empresa no tolera la conducta comercial corrupta de ninguna forma, y hemos desarrollado varios métodos para evaluar el cumplimiento en términos de ética comercial.

En 2013, aprobamos una nueva política contra la corrupción y evaluamos los posibles riesgos de corrupción. La lucha contra la corrupción también está incluida en nuestro Código de Conducta y hemos desarrollado amplios programas de formación en el área. Nuestras Revisiones de las Prácticas Comerciales, realizadas por la función de auditoría interna, son una manera efectiva de identificar los riesgos en nuestras operaciones diarias.

En 2015, se realizaron revisiones en Taiwán, Polonia, México y Rusia. Nuestro sistema de denuncia ofrece oportunidades para que todos los empleados denuncien confidencialmente las violaciones al Código de Conducta.