We’re using cookies to give you the best experience possible of Essity.com. Read more about the cookies we use and how to change your settings:

Essity B 289.9 (-1.4 SEK) on 25-Aug-2019 17:29

Select region


Global Site


Cada día, millones de mujeres, hombres y niños faltan al trabajo o a clase y dejan de participar en actividades sociales por cuestiones relacionadas con la higiene y la salud. Estas cuestiones relacionadas con la higiene pueden deberse a la falta de unos baños limpios o por no poder acceder a productos de higiene, pero también debido a tabúes culturales y estigmas. Para muchas personas, el resultado es la exclusión social, lo que provoca una pérdida de valor económico y aumento de los costes para el propio sistema. Esto significa que existe una perspectiva tanto humana como comercial que refuerza la apuesta por invertir en higiene y salud, y difundir información sobre estas cuestiones.

A través de la iniciativa Essentials de Essity, estamos articulando un diálogo global para aumentar la concienciación sobre la importancia de la higiene y la salud, y su vínculo con el bienestar. Existen dos acciones claves que integran la iniciativa Essentials: una encuesta global de actitudes hacia la higiene y la salud y un informe. Los informes abordan el valor económico de invertir en estas áreas, para romper tabúes y estigmas, así como invertir en soluciones innovadoras para el futuro en todas las etapas de la vida. Los informes se elaboraron con la ayuda del Consejo de Colaboración para el Abastecimiento de Agua y el Saneamiento (WSSCC). El WSSCC es el principal organismo de la ONU que trabaja exclusivamente en cuestiones de saneamiento e higiene. En 2018, le cambiamos el nombre a nuestra iniciativa Hygiene Matters (La higiene importa) a “iniciativa Essentials” para también enfatizar la dimensión de salud como parte del alcance.

El conocimiento es clave

El conocimiento es clave para aumentar los estándares de higiene y salud en el mundo, al mismo tiempo que crea oportunidades de negocio. En 2017, Essity ofreció formación en higiene y salud a más de 2,5 millones de niños, mujeres y hombres, padres, familiares y cuidadores en todo el mundo.

En Higiene Femenina, nuestro trabajo incluye educar a las adolescentes sobre la menstruación, proporcionándoles acceso a productos de higiene femenina y ayudando a crear un mundo donde la menstruación no sea un tabú. Por ejemplo, Essity tiene programas escolares que informan a las niñas sobre los cambios fisiológicos y emocionales que ellas experimentan durante la pubertad y demuestran el vínculo positivo entre la higiene, los productos de higiene correctos y el bienestar.

La incontinencia afecta del 4 al 8 % de la población mundial, lo que corresponde a aproximadamente 400 millones de personas. Essity ofrece soluciones para controlar la incontinencia y trabaja para garantizar que la mayor cantidad posible de personas reciban la atención adecuada y una existencia digna. Participamos, por ejemplo, en el Foro Global de la Incontinencia (GFI), un encuentro global líder para fomentar la educación y el debate sobre la incontinencia, en el que pacientes, cuidadores, políticos, reguladores y otros grupos de interés de todo el mundo intercambian experiencias, analizan los resultados de investigaciones y exploran soluciones futuras. 

En Higiene Profesional, nuestro programa educativo incluye higiene de manos. Participamos en las Organizaciones Privadas para la Seguridad del Paciente (POPS), una iniciativa respaldada por la OMS, para salvar las vidas de los pacientes y proteger a los empleados en el sector de la salud. POPS incluye a empresas que proporcionan información y ayudan a concienciar sobre las rutinas adecuadas para una buena higiene de manos.

Presencia en mercados emergentes

Todos los días, varios cientos de millones de personas en todo el mundo usan nuestros productos y soluciones. Queremos crecer y ofrecer productos para la higiene y la salud adaptados a las necesidades de cada consumidor y, de ese modo, ayudar a elevar los estándares de higiene y salud en los mercados donde operamos. El uso de productos para la higiene y la salud es menor en los mercados emergentes en comparación con los mercados maduros. El mayor ingreso disponible hace que más personas prioricen la higiene y la salud, y la reducción de la pobreza lleva a un mayor uso de nuestros productos y soluciones.