We’re using cookies to give you the best experience possible of Essity.com. Read more about the cookies we use and how to change your settings:

Essity B 294.3 (-1 SEK) on 21-Aug-2019 17:29

Select region


Global Site


Más de 34 millones de personas en todo el mundo tienen heridas crónicas, que pueden causar un grave sufrimiento físico y emocional. El profesor Karsten Hemmrich explica qué necesitamos para crear soluciones de última generación para el cuidado de heridas, de modo que los pacientes puedan vivir plenamente mientras tratan su dolencia.

Las heridas crónicas necesitan entre seis y ocho semanas para sanar. Esta afección es complicada, y mucho más común de lo que la mayoría de las personas piensa. Este tipo de heridas se asocia a dolor, angustia y malos olores. Pero también a una carga psicológica para el paciente cuando otras personas perciben la herida.
 
Mediante innovación de vanguardia, la marca de Essity BSN Medical ofrece soluciones para el cuidado de heridas que empoderan a los pacientes con heridas crónicas, de modo que pueden vivir plenamente mientras tratan su dolencia. 
 
El tratamiento de heridas crónicas presenta muchos desafíos. El equilibrio de fluidos alrededor de la herida debe repararse ya que, por lo general, esta presenta demasiado o demasiado poco riego. Las heridas crónicas también son complicadas en lo que respecta al tratamiento de infecciones, ya que las bacterias pueden cultivarse en la herida durante un largo tiempo y ralentizar el proceso de curación.
 
“El objetivo en la curación de heridas es crear el entorno correcto en la herida. Trabajamos para combinar múltiples tecnologías en un mismo apósito y abordar los diferentes problemas que presentan las heridas crónicas”, afirma el prof. Karsten Hemmrich, vicepresidente de Marketing e Innovación Globales, BSN medical.

Las soluciones simples, fáciles de usar y rentables marcarán la diferencia para los millones de pacientes en todo el mundo que sufren de heridas crónicas. Mejorar su vida es lo que más nos importa.

BSN medical ha desarrollado varias tecnologías únicas para mejorar el tratamiento de las heridas crónicas. Por ejemplo, un biomaterial que se asemeja a la microestructura de la piel y ayuda a que las células reparen el tejido de la herida con mayor rapidez. BSN medical también ha producido un apósito que neutraliza e inactiva las bacterias. De este modo, las bacterias se pueden retirar con seguridad al quitar el apósito, evitando posibles inflamaciones. 
 
A la hora de crear apósitos para el tratamiento de heridas, es fundamental centrarse en las necesidades de todas las partes interesadas: el personal de atención sanitaria, el doctor o enfermero, así como el propio paciente. Por esa razón, BSN medical diseña apósitos fáciles de usar que pueden permanecer sobre la piel el mayor tiempo posible, permitiendo a los pacientes disfrutar más de la vida en lugar de pensar sobre sus heridas.
 
“Al mirar hacia el futuro vemos muchas innovaciones interesantes en lo que respecta al cuidado de heridas, como las impresiones en 3D y la ingeniería de tejidos; sin embargo, el futuro también tendrá en cuenta la simplicidad. Las soluciones simples, fáciles de usar y rentables marcarán la diferencia para los millones de pacientes en todo el mundo que sufren de heridas crónicas. “Mejorar sus vidas es lo que más nos importa”, declara el prof. Hemmrich.

Hablemos de la higiene y la salud #essentials
 
Fuentes:
  • MedMarket Diligence, LLC, análisis de BSN.