We’re using cookies to give you the best experience possible of Essity.com. Read more about the cookies we use and how to change your settings:

Essity B 290.5 (+5.5 SEK) on 18-Aug-2019 17:29

Select region


Global Site


Uno de cada cuatro niños evita el uso de los baños escolares diariamente y hasta un 80 % de los estudiantes de secundaria evitan ir al baño en la escuela. ¿Por qué lo hacen? ¿Cuáles son las consecuencias? Essity y la uróloga de TENA, Josefine Grandin, analizan un problema social complejo y de amplio alcance.

Aprender a controlar y mantener la higiene personal es parte integral del crecimiento, y la función de la educación primaria es clave para establecer buenos hábitos. Sin embargo, muchos niños evitan por completo usar los baños escolares, lo que puede provocar problemas de concentración, estreñimiento y enuresis, entre otros. Por ejemplo, cerca del 40 % de las niñas de secundaria en el Reino Unido afirma que “aguantan” para no tener que usar las instalaciones escolares y el 80 % de los estudiantes de secundaria en Suecia dicen que nunca usan el baño de la escuela para defecar.
 
Los estudios indican que las razones por las que se evita usar los baños escolares son complejas y varían según la edad. Para los niños de entre 7 y 15 años, por ejemplo, ir al baño es en gran medida una actividad que se rige por la necesidad física. La ansiedad social, el miedo a verse expuestos y normas poco racionales son solo algunas de las razones. Sin embargo, una cosa está clara: la falta de higiene en los baños escolares evita que los estudiantes los usen.
 
Abordar este problema requiere garantizar que todos los baños de la escuela se encuentren adecuadamente equipados y limpios, y que los padres y los maestros reciban la educación necesaria sobre las necesidades de los niños y la higiene en la escuela. Además de nuestra marca de higiene global, Tork, trabajamos desde hace mucho tiempo con escuelas en todo el mundo para fomentar la educación y dotar de los equipos necesarios para que mejore el nivel de la higiene.
 
“Tork tiene dos programas que se usan en todo el mundo para crear conciencia sobre la higiene entre los niños y enseñarles cómo lavarse las manos adecuadamente. La escuela de lavado de manos de Ella es una aplicación gratuita que enseña a los niños pequeños a lavarse las manos adecuadamente. También tenemos la escuela de lavado de manos de Max, que es un conjunto de herramientas interactivas que enseña a niños mayores cuándo y por qué deben lavarse las manos mediante experimentos y otros materiales”, explica Grandin.
 
Desde una perspectiva de salud, creemos que es importante enseñar buenos hábitos de higiene desde la infancia. Los resultados de investigaciones y encuestas nos han permitido descubrir que existe una gran cantidad de adultos que se lavan las manos de forma incorrecta, o no se las lavan después de usar el baño.

Si los baños se encuentran sucios o no son higiénicos, indirectamente enseñamos a nuestros niños que la higiene no es importante, cuando es precisamente lo contrario, especialmente en términos de la propagación de infecciones. Para los niños también es muy estresante no poder ir al baño cuando lo necesitan.

Desde una perspectiva de salud, creemos que es importante enseñar buenos hábitos de higiene desde la infancia. Los resultados de investigaciones y encuestas nos han permitido descubrir que existe una gran cantidad de adultos que se lavan las manos de forma incorrecta, o no se las lavan después de usar el baño. 
 
“Si los baños se encuentran sucios o no son higiénicos, enseñamos a nuestros niños que la higiene no es importante, lo que es totalmente incorrecto, en términos de la propagación de infecciones. Para los niños también es muy estresante no poder ir al baño cuando lo necesitan. Aguantarse las ganas de ir al baño también puede afectar el aprendizaje escolar, debido a que la concentración se enfoca en intentar aguantar la necesidad de ir al baño en lugar de aprender”, continúa Grandin.
 
Evitar ir al baño provoca muchos efectos secundarios, entre ellos las infecciones urinarias y los escapes de orina. Estos síntomas pueden ser consecuencia del estrés o de apurar el proceso. Para combatirlos, es importante prestar atención a las señales que da el cuerpo y pensar en cosas como la postura. Estar tranquilo y cómodo en el entorno del baño también ayuda. Queremos destacar los problemas que pueden surgir al evitar ir al baño, y también nos esforzamos por incentivar la mejora de la higiene en los espacios públicos. 

Hablemos de la higiene y la salud #essentials
 
Fuentes:
* UK, Improve school toilets, London School of Hygiene and Tropical Medicine, 2010, Scotland, Ipsos MORI, commissioned by Scotland’s Commissioner for Children and Young People, 2013, France, National Observatory for Safety and Accessibility of Educational Institutions, surveys (ONS), 2007/2013, Sweden, Perceptions of school toilets, The Journal of School Health, 2005, Japan, Rachel Tackett SoraNews24, 2013, India, AKRSP Study, Times of India, 2015.

Uno de cada cuatro niños evita el uso de los baños escolares diariamente.

- Seis encuestas independientes en escuelas del Reino Unido, Escocia, Francia, Suecia, Japón y la India*